Sostiene Pereira

Título original: Sostiene Pereira. Una testimonianza.
Autor: Antonio Tabucchi
Ficha: Colección Compactos, Editorial Anagrama, Barcelona, 16ª ed., 2011.
Nº Páginas: 182.

¿Qué tiene de interesante un tipo como Pereira, como para dejar tan profunda huella en el lector "militante"? 
Se podría resumir superficialmente a Pereira más o menos así: Un periodista cincuentón, gordo, católico y achacoso, vive en tonos de marrón y gris, siempre obsesionado con la confederación de las almas y el yo hegemónico, conversa con el retrato de su difunta esposa, trata de dirigir la página cultural de un periódico mediocre donde impera la autocensura, traduce a los clásicos franceses del siglo XIX, escribe necrológicas anticipadas, se alimenta de omelettes y limonada, y lleva una existencia sin relieve entre su casa, su oficina y la cafetería donde el camarero Manuel, con ladina ambigüedad, lo pone al tanto de lo que sucede en el país.

Si se profundiza en su personalidad, es un hombre que rechaza tenazmente, desde su fe católica y su talante humanista, la injusticia y la arbitrariedad de la dictadura de António de Oliveira Salazar. Esto explica que, pese a su bien desarrollado sentido común, se convierta en el ángel de la guarda de un joven idealista como Monteiro Rossi, que escribe efemérides y necrológicas "absolutamente inutilizables", y que él mismo haga cosas impensables de las que preferiría mantenerse al margen. Pereira deja huella porque es un personaje pensante, sensible y decididamente valiente para involucrarse y comprometerse, no obstante su obesidad, su hipotensión y su temor a la resurrección más que a la muerte.

Tabucchi escribe esta testimonianza de manera ligera, incluso divertida, pero cuidadosa y ordenada. El libro puede leerse en una sentada, pero no conviene hacerlo así, porque sería igual que comerse un exquisito plato en dos bocados, sin disfrutar plenamente los sabores, sin dejar que el paladar detecte cada uno de los ingredientes. Sostiene Pereira exige una lectura reflexiva, párrafo a párrafo, página tras página, explorando en las acciones y en los diálogos de los personajes, tomando nota de las obras y los autores que traduce Pereira, por ejemplo, Honorine de Honoré de Balzac o el Diario de un cura rural de Georges Bernanos. Según he podido comprobar, estos títulos no están ahí por casualidad, sino porque existe un vínculo causal entre el contexto en que se desarrolla Sostiene Pereira, la personalidad del personaje y la trama de las obras mencionadas.


Antonio Tabucchi  (Pisa, 1943 - Lisboa, 2012), fue profesor de Literatura Portuguesa en la Universidad de Siena, conocedor y traductor de la obra de Fernando Pessoa, llegó a ser considerado el mejor escritor italiano de su generación.        


Sostiene Pereira Sostiene Pereira Reviewed by Liliana Fasciani M. on 18:25 Rating: 5

1 comentario:

  1. El novedoso estilo de esta obra es sumamente interesante, en la que el narrador omniscente se hace cómplice del lector hablando del protagonista, Pereira, en tercera persona. "Sostiene Pereira, tal y tal cosa", tambien las constantes reiteraciones son un aporte técnico novedoso, además de lo ya comentado en tu excelente reseña.

    ResponderEliminar

Comparte tu opinión sobre este post.