Copla doméstica


Alma Adriana, amiga mía,
no sé cómo agradecerte
tu buena acción para el día
más difícil de los siete.

Es tan grande mi emoción
que dispuesta estoy a hacerte
un pedestal de papelón 
con letras de majarete.

Gracias a tu intervención,
me libré al fin del paquete
de la escoba y del plumón,
del coleto y del retrete,
de las ollas y el fogón,
del trapo y el detergente.

Ha sido una bendición
que me enviaras a esa niña,
porque era una inmolación
tener que limpiar. ¡Qué piña!

Yo no nací pa’ este trote,
ni jugar quiero esa rifa.
Mejor estoy sin consorte,
pero nunca sin cachifa.

Copla doméstica Copla doméstica Reviewed by Liliana Fasciani M. on 10:52 Rating: 5

No hay comentarios:

Comparte tu opinión sobre este post.